9 errores viajeros que a ti también te pueden pasar

errores viajeros

 

Hoy te vamos a contar nuestros 9 errores viajeros. O sea, todas esas cosas que hemos hecho en nuestros viajes y que la “hemos cagao”. A veces por ser primerizos, otras por despistados y otras simplemente por que somos humanos y también cometemos errores.

Así como lo oyes, l’Art de volar se desnuda, para que veas que viajar es la vida misma y de todo se aprende. No somos perfectos. Pero por suerte, tenemos la capacidad de ver todas estas cosas como anécdotas y reírnos de ello.

 

Esperamos que esta lista de errores viajeros te ayude un poco, te sirva para prevenir y que no te pasen las mismas cosas que a nosotros.

Comenzamos con la lista de errores viajeros

1. Nos dejamos media mochila en cada país que recorremos

 

Es la hora de dejar el hostal, haces la mochila y repasas por todos los rincones de la habitación, hasta dentro la cama. Miras al otro y dices vale, ya está. ¡¡Lo tengo todo!! Con esa sensación de satisfacción por haber apretado las cosas y que todo quepa dentro de la mochila. En fin, ya sabes. Te vas. Llegas a otro hostal y decides hacerte una ducha ya que después de trenes y buses apetece y mucho. Empiezas a sacar todo lo que necesitas y te das cuenta de que te falta algo. Vacias toda la mochila y….Nooooo!!! ¡Me dejé colgada la toalla en el tendedero del otro hostal! Somos así. En los dos grandes viajes que hemos hecho por Sud América y Asia nos ha pasado. No solo con la toalla, también nos pasó con ropa que nunca más supimos de ella y con calcetines, bragas y calzoncillos que desaparecen misteriosamente. Parece que no aprendemos del error. Por suerte, somos dos y compartimos lo que haga falta 🙂

 

RECOMENDACIÓN: Mira siempre dentro de la habitación y fuera. Date una vuelta por todo el hostal y repasa el tendedero.

9 errores viajeros

2. Agua, bendita agua.

No sé si te pasa lo mismo que a nosotros. Pero no sabemos movernos sin nuestra botella de agua. Somos inseparables o eso creemos. Porque parece que ella se nos resiste. Por mucho que la queramos llevar con nosotros siempre acabamos perdiéndola. Hemos empezado a caminar con todo lo que llevamos (las mochilas grandes y las pequeñas) dirección la parada de bus y de repente uno dice, oye, ¿me das agua? y otro ¿Como? Si la tenias tu…en fin, empieza una mini discusión de quien tendría que haber llevado el agua. Alguna vez hemos vuelto a por ella, uno se queda con todo el equipaje y el otro en una corrida va a por ella y otras veces compramos otra. Ya ves, una parte de nuestro presupuesto para viajar se va para agua. Suerte que no es cara porque sinó..

 

RECOMENDACIÓN: Intenta dejar siempre la botella de agua en el mismo lugar de la mochila. Si sois dos, hablad y comunicaros siempre.

 

3. ¡Ojo! La mano con la que pagas en India ES importante.

Nos lo habían dicho muchas veces. En India la mano izquierda es impura. Pero, un día temprano, te paras a comprar unos plátanos y resulta que no te quieren agarrar el dinero. La señora no habla inglés. Me frustro. Por mi cabeza empiezan a pasar frases como, ¿se está riendo de mi?, ¿que le pasa? ¿con este billete ya hay suficiente no? Me miro el billete, me lo vuelvo a mirar. Pienso, ¿Quizá es falso? De repente, después de 3 o 4 minutos intentando pagar, me viene: ¡Estás pagando con la mano izquierda nena! Me lo cambio y la señora con una cara sonriente, lo agarra lo bendice y se lo guarda con alegria. Nunca más me paso. Realmente me sentí un poquito mal, como que mi condición de zurda no fuera bueno para ellos. Pero, por culturas hay mundos y cada una es como es y hay que respetarlo.

 

RECOMENDACIÓN: Utiliza siempre la mano derecha para todo.

errores viajeros

4. Nos la pegan con los tuk-tuks

Siempre, siempre, siempre cuando llegamos a un nuevo país y agarramos el primer tuk-tuk nos timan. jeje Lo bueno, es que siempre decimos venga va, ya sabemos, tenemos que regatear. Nos dicen un precio regateamos un poco y hacemos la conversión. Trayecto de 5 km por 1’50 €, ¿está muy bien no? Nos miramos sisi! Y nos decimos…Como hemos triunfado. Super felices nos montamos. Después van pasando los días y nos damos cuenta de que nos timaron pero bien timados. Resulta que el trayecto de 5km se puede hacer con 0’50€. Si, seguro que estas pensado, bueno 1€ tampoco es para tanto. Y tienes razón. Aunque en los países que viajamos 1 euro es el equivalente a una comida muchas veces y para nosotros que intentamos gastar lo menos posible si que lo es. Aun así, lo que nos hace sentir más “estupidos” es la felicidad con la que nos creíamos que habíamos triunfado y no fue así. Siempre nos reímos mucho.

 

RECOMENDACIÓN: Del precio inicial que te pidan, intenta pagar siempre menos de la mitad.

 

5. Autobuses con sorpresas en la noche

En este punto os vamos a contar dos anécdotas. La primera fué la gran inocentada de nuestro viaje por Perú. Un calor tremendo y nos subimos al autobús. Nos miramos, y oye, estan muy bien los autobuses de trayectos largos aquí. Bastante nuevos, una azafata que te da la bienvenida, te reparten comida, los asientos se reclinan (un poco) porque aunque te digan cama, la cama no está por ninguna parte. Te ponen una peli y en esas que nos dormimos. Al cabo de un rato empezamos a sentir frío, frío y más frío. No podíamos más. Nos estábamos congelando vivos. Aquello era un congelador y todo aquel que no llevara una manta sería víctima del conductor que no sabemos porque le parecía que aquello era normal. Si pedías que bajara el aire, te decía: sisi ahorita mismo. Pero aquello no aumentaba de calor. Por fin, paró y suplicamos al conductor que nos abriera el maletero para poder sacar nuestra ropa de abrigo. Que nochecita. Nunca más hemos subido a ningún transporte público sin nuestras cosas de abrigo.

 

La segunda anécdota fue un poco más seria. Otro día, dormíamos bastante plácidamente cuando notamos que el bus paró y se abrieron la luces. Abrimos un poco los ojos porque sabíamos que aquella no podia ser nuestra parada. Nuestra sorpresa fue que nos encontramos un militar grande grande grande con una escopeta mirándonos. Bueno, quizá no era tan grande, pero a esas horas y tan dormidos todo se exagera. Nos pidió documentación y ya. Todo en orden. Pero recordamos que el corazón se nos puso a mil por hora y no sabíamos a que venia todo eso. Después nos contaron que habían controles de militares para regular el tráfico de cocaína en esa zona y que subían a todos los autobuses. Uff…

 

RECOMENDACIÓN: No te separes de tu ropa de abrigo cuando subas a un bus.

errores viajeros

6. No llevar dinero en efectivo en Uruguay

Nadie nos avisó de que es muy complicado sacar dinero de los cajeros automáticos en Uruguay. Des de Argentina pasamos a Uruguay para recorrer toda la costa, de una punta a otra. En la frontera sacamos algo de efectivo sin problemas. No nos gusta viajar con mucho dinero encima así que como siempre pensamos, en unos días ya volveremos a sacar por ahí. En Punta Diablo, el primer pueblo norte de la costa, fuimos gastando cuando de repente ya quedaba casi nada y venga va, un cajero. ¿Un cajero? El de l’hostal donde estábamos se rió. Aquí hay uno pero no funciona hace mucho. Además en estos pueblos no hay, tenéis que ir a una pequeña ciudad y allí seguro que si, ya veréis. Imposible. En esa ciudad tampoco. Pedimos ayuda a una mujer que vendía los boletos de bus y nada. Un hombre que estaba allí nos intento ayudar y nada.




Estuvimos 2 semanas intentando pagar todo con targeta con sus respectivas comisiones por que no había manera. El poco efectivo que teníamos solo era para los buses que no se podían pagar con targeta. Al final, nos movíamos haciendo dedo porque ya no teníamos más. Nos comentaron que si íbamos a la Paloma, ciudad más grande con más variedad de cajeros, seguro que si que podríamos.

Nos fuimos ya desesperados. Probamos como 5 cajeros y nada. De repente vimos uno escondido y ya estábamos tan quemados que pensamos ¿ Porque no? Si total…por una vez más que nos diga que no. Entramos, sin ninguna esperanza y Roger lo probó. De repente se oyó ese pequeño ruido que hace el cajero cuando prepara los billetes y madre mía!!!!! Como si nos hubiera tocado la loteria!! Nos hechamos a saltar, a reír, a abrazarnos! ue ue ue! Y es que la tontería nos salió cara, por que todos los lugares que podíamos pagar con targeta eran los más caros. Suerte que en Perú y Bolivia no gastamos mucho.

 

RECOMENDACIÓN: Antes de visitar un país infórmate bien de su situación económica y la facilidad con la que puedes conseguir dinero. Si tu destino es Uruguay lleva dinero en efectivo.

 

7. Nos llevamos 10.678 kilos de libros en nuestro primer viaje

Nos flipamos y mucho. Preparando el viaje empezamos a comprar libros por amazon. Nos repartimos el peso entre las dos mochilas grandes y contentos arrancamos el viaje con la seguridad de no aburrirnos ni un instante con tanta lectura pendiente a nuestras espaldas. ¿Tu leíste todos los libros que tenias? Por que nosotros no. Viajar en pareja es otro rollo. Muchas veces el tiempo que podrías pasar leyendo si viajases solo, lo pasas comentando jugadas con tu acompañante, dialogando sobre como te sientes, sobre la vida o sobre cualquier cosa. Aunque un poco sí que leímos, decidimos nunca más llevar ese peso extra de un lado al otro sin sentido. Al estar en países de habla hispana, pudimos intercambiar libros y dejar alguno en los hostales. Pero algo aprendimos, para el próximo viaje, optaremos por darle una oportunidad a Kindle.

 

RECOMENDACIÓN: Si quieres leer utiliza Kindle o google books. No cargues peso innecesario en la maleta, lo agradecerás.

 

8. Ojo con la policia peruana

Llegamos a Perú, eran como las 2 de la mañana y estábamos con un buen jetlag. Teníamos que pasar por la aduana donde te sellan el pasaporte y como teníamos que ir de 1 en 1, decidimos que pasara yo (Gisela) primero. Bueno, pues si en Perú puedes estar 90 días, solo me dejaban 30 días y gracias. Nosotros teníamos pensado estar los 90 días allí, el máximo. Me empezaron hacer preguntas del tipo ¿Que estudias? ¿Que vienes hacer? lo típico vaya. Y el chico no sé porque no me creía y me decía que solo 30 días. Me giré y mire a Roger con cara de ¿qué hago? En ese momento el policia me dijo, ¿viajas con él? y yo si. Y me dice pues entonces si que puedes quedarte 90 días. ¿Hola? ¿Perdona? Puse cara de buena chica y le di las gracias, pensé que si me ponia tonta y le decía todo lo que pensaba, me iba a deportar. Pero os juro, que le hubiese cantado las 40. MACHISTA.

 

RECOMENDACIÓN: Intenta estar lo máximo despierto que puedas. Ten paciencia, no te enfades y si puedes viajar con un hombre mejor. (aunque esto último no tendría que ser así y quizá fue casualidad).

*Aclaración: conocemos chicas que han viajado solas por Perú y no tuvieron ningún problema ni en la aduana ni en todo su viaje. Aunque nosotros viajemos en pareja, respetamos, animamos mucho y nos encanta las personas que lo hacen solos. Sea mujer o hombre.


9. Acampada de locos

Íbamos con nuestra tienda de campaña en el desierto de Ica (Perú) y decidimos acampar. Vale, sabemos que hay un cartel gigante que pone que no se puede, pero preguntando a otros viajeros que estaban por ahí nos dijeron que acampaban y que no había problema. Así que, venga. A montar la tienda. Estuvimos un buen rato, era el primer dia que la montábamos. Y cuando ya estaba todo, se acercan dos policías. Documentación, etc. Aquí no se puede acampar. Después de una super larga conversación de uno de los policías con Roger, por que claro, el policia  no quería negociar con una mujer, Roger me dice dame “X” soles. Y yo, ¿Como? Que si, Gisela, o le pagamos al policia y hace la vista gorda o nos ponen multa. Joder, me cagué en todo. Yo ya estaba desmontando la parada. Pagamos y se fueron. Volvimos a montar la parada. Lo peor fue que empezó una celebración y era imposible dormir allí del ruido que había. Acabamos buscando un hostal. Esa noche, pagamos al policia y el hostal. Nos salió cara la noche. Des de entonces, ya no vamos más con tienda de campaña. jeje

 

RECOMENDACIÓN: Mira bien donde decides plantar tu tienda de campaña. Lugares aislados y con poco ruido.

 

 

¡Y hasta aquí nuestra lista de errores viajeros que a ti también te pueden pasar!

 

Ahora te toca a ti, cuéntanos si has vivido alguna situación similar, si te ha pasado exactamente una de nuestras situaciones o si por lo contrario has tenido mucha suerte y nunca cometiste ningún error viajero. Entre todos nos podemos ayudar y evitar estas malas pasadas (o buenas, según como se mire)

 

 

 

visitar las Islas Andamán

¿Te atreves a volar? ¡Sigue nuestras aventuras por correo electrónico!

 




 

 



4 Comments

  1. Victoria

    Hola! No sé en que año habrás estado en Uruguay, ahora con la inclusión financiera casi todos los comercios te tienen que aceptar tarjeta tanto de débito como crédito, esto también va para los ómnibus. Pienso que se te debe haber sumado que fuiste fuera de temporada, lo que hace que los cajeros tengan menos reposición de dinero. Saludos!

    1. Hola Victoria,
      Nosotros fuimos en Marzo del 2016. Me alegra oir que lo han mejorado, porque vaya odisea. Aunque bueno, como tu bien dices, es bueno saber que si vas fuera de temporada es mas complicado que haya reposición de dinero. En los otros países que estuvimos antes, Perú, Bolivia y Chile, pudimos sacar siempre independientemente de la temporada. Seguimos por Argentina y tampoco nos encontramos con el problema de Uruguay.

      Gracias por la info!!!
      Saludos!

  2. Jana

    Para mí fue una odisea también el tema de retirar dinero o pagar con tarjeta en Uruguay, sobre todo en la costa, y lamentablemente he conocido a varias personas que les ha pasado lo mismo. La primera vez que fuimos, lleve casi todo el dinero en efectivo y me robaron 3 veces!! Incluso, una de ellas, entraron en la cabaña que estábamos alquilando mientras dormíamos y se llevaron mi bolso, el cual estaba al lado de mi cama. Las otras veces, lleve la tarjeta (con sus respectivos problemas de altísimas comisiones y de que haya dinero disponible en los pocos cajeros que encontrabamos) y no nos robaron mi una vez! 😂. En fin, con o sin tarjeta, es un país precioso y altamente recomendable para dedicarle unos días si estás por Sudamérica!

    1. Que bueno saberlo Jana! No fuimos los únicos.. Y es verdad, a pesar de los problemas que tuvimos para conseguir dinero en efectivo, no cambiaríamos por nada las dos semanas que pasamos recorriendo la costa y sus pueblos. Planeando con antelación este asunto, hubiéramos conseguido el dinero antes, pero bueno, esto también forma parte de la aventura de viajar con poco planeado y es lo que da emoción y experiencias a los viajes 🙂 Un saludo y muchas gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *