Mallorca en coche – Ruta de 4 días por los mejores lugares

Mallorca

¿Que tienes pocos días libres y te gusta el solecillo? Mallorca en coche es tu mejor opción.

Mallorca es la isla más grande del archipiélago balear. Pero no te asustes, en 3 horas como máximo te puedes cruzar la isla. Es por eso, que hoy te proponemos una ruta en coche de 4 días por Mallorca para ver las mejores playas y pueblos.

Mallorca en coche – ¿Cómo llegar a Mallorca?

Como ya sabes, Mallorca es una isla. Por lo tanto, se puede llegar en avión o en barco.
Si prefieres avión, desde cualquier ciudad principal de España (Barcelona, Madrid, Málaga, Valencia, etc..) salen aviones directos. Los más baratos los vas a encontrar normalmente des de Barcelona y Madrid. No os olvidéis de poner en la búsqueda Palma de Mallorca, ya que si solo ponéis Palma os llevará a las Islas Canarias. Aquí te dejamos la guía definitiva para encontrar vuelos baratos.

Para ir en barco, la mejor opción es des del Puerto de Barcelona. Aunque también se puede des de Dénia (Comunidad Valenciana) y Valencia. Y por supuesto, des de sus islas vecinas (Ibiza, Menorca e Formentera). Balearea es uno de los Ferrys más conocidos que hace esta ruta. Lo bueno de esta opción, es que puedes llevar tu propio coche y moverte por la isla con él. El billete es más caro y más largo que en avión, pero te ahorras tener que alquilar un vehículo en Mallorca.
Puedes consultar tarifas y disponibilidad aquí.

Mallorca

Mallorca en coche – ¿Cuando es la mejor época para visitar Mallorca?

Para nosotros la mejor época para visitar Mallorca es des de finales de Abril hasta mediados de Junio. Y de mediados de Septiembre hasta finales de Octubre. Decimos estas fechas porque somos amantes de la playita, el calorcillo y el buen tiempo, pero odiamos el mogollón de gente. Pero si a ti bañarte en la playa y el calor te dan igual, seguramente la mejor época para ti, sea en Noviembre y Marzo cuando el día es lo bastante largo para aprovecharlo y no vas encontrar mucho turismo.
Nosotros fuimos la segunda de septiembre y nos encontramos con bastante gente. Si lo hubiéramos podido escoger, nos habríamos esperado un poquitín más.

Mallorca en coche – ¿Dónde dormir en Mallorca?

Nosotros nos quedamos en el Hotel Finca Bienvenidos.  Está en Puerto cristo, en la zona Este de la Isla. Escogimos este lugar, ya que era un buen punto de partida para nuestras excursiones.

Mallorca

El hotel es una vieja finca de campo reformada. Se encuentra fuera del pueblo, a unos 5 minutos en coche más o menos. Y es ideal. Tiene piscina, con un porche super bonito, lleno de flores, donde te puedes poner a leer y desayunar por las mañanas. El hotel cuenta con una sala de comedor compartida y la cocina, aunque esta solo es para el propietario. Todas las habitaciones tienen su balconcillo y esta limpio.

Si no sabes un poquito de inglés, mejor que no vayas, por que el dueño es alemán y le cuesta el castellano. (Como no, Mallorca es famoso entre los Alemanes). Si quieres puedes pedir desayuno (nosotros no lo hicimos) y mejor, porque no valía mucho la pena. Hay wifi.

Aquí encontrarás los mejores alojamientos de Mallorca a buen precio.

Mallorca en coche – La Ruta 

Ahora si.:) La ruta está pensada por zonas, de manera organizada y cómoda para que no pierdas ni un minuto de más en la carretera.
Día 1 – Lila
Día 2 – Naranja
Día 3 – Verde oscuro
Día 4 – Verde Claro

Día 1 – Zona Este 
  • Llegada a Palma de Mallorca

    Aterrizaje en Palma de Mallorca y corriendo a Alquilar un coche. Primer error del viaje. Des de casa alquilamos un coche super barato. Cuando llegamos al aeropuerto, entre seguro de viajes y fianza, nos costó un ojo de la cara. La fianza te la devuelven (recordad llevar una tarjeta con mínimo 1000€ de saldo), pero el seguro nos pensábamos que ya estaba pagado y no.

    Pepecar (la web des de donde lo contratamos) nos ofreció una cosa que nada tenia que ver con el seguro del coche. No fuimos los únicos a los que nos pasó, así que ojo con lo que contratéis. Arreglado todo y una vez dentro del coche, arrancamos la ruta parando en todas las calitas que están entre el aeropuerto y nuestro hotel.

¡AHÍ VAN!

 

  • Cala S’almunia


Cala Salmunia

 

La cala S’almunia está a unos 50 minutos del aeropuerto. Para acceder a esta cala se tiene que andar unos 20 minutos des de donde se te permite dejar el coche. No hay mucha perdida ya que toda la gente viene y va constantemente, bajo el sol abrasador . Al final, se bajan unas escaleras y allí está el precioso azul turquesa que caracteriza estas playas.

La playa es de rocas, y aunque existe una pequeña zona de arena, está a rebosar de gente. Hay 2 casitas de pescadores y un puente de piedra. Realmente es una cala muy bonita, de esas de anuncio y en las que te podrías pasar horas sentado observando la naturaleza. El único problema es que Cala S’almunia está de paso para ir a Caló des Moro y ya te puedes imaginar el vaivén de personas que hay.

 

  • Caló des Moro Mallorca

    Esta cala es una de las más famosas de toda la isla. Y no nos extraña, por que a pesar del mogollón de gente que hay, es única e increíble.

    Para llegar, basta con seguir el camino de la cala s’almunia. Se tiene que andar un poquitín por una zona que pone reserva de parque natural. Lo típico, ni fuego, ni acampadas. Se llega por arriba, cosa que te permite una vista preciosa de toda la cala. Estuvimos un rato allí, esperando para bajar y era increíble la expresión de las caras de la gente cuando la veían. Felicidad y admiración. Nos encanta.jeje

    Por cierto, si hay mucha gente, ya puedes aprovechar las alturas para divisar un agujerito en la arena, porque..jeje Nosotros lo encontramos en unas piedras, no muy cómodo la verdad. Pero la ocasión merecía pasar un ratito allí y bañarse en esas fantásticas aguas. Que maravilla.

    Te aconsejamos que vayas bien provisto de agua, allí no hay nada de nada. Aunque a veces, se coloca un hombre que vende bebidas bien fresquitas, se agradece chato! pff…que sofocón pillamos.

  • Cala Varques Mallorca

    Esta cala no está tan concurrida. Aquí si que hay arena, y nos podemos tumbar bien. El agua, fantástica otra vez. Esta playa tiene la particularidad de que sí que hay un chiringuito, en plan hippie, donde hacen mojitos y esas cositas ricas..jeje.

    Una de las cosas que más nos gustaron fue, que des de la playa, se ve una torre derrumbada y hay un mini caminito para llegar a ella. Está bien porque ves la playa desde otra perspectiva y así estiras un poco las piernas, que ya vale de tanto tomar el sol e!jeje

  • Puerto Cristo Mallorca

    Este es el lugar donde nos quedamos a dormir. Puerto Cristo, es un pueblo junto al mar con una playa muy bonita. Como su nombre indica, una de las cosas que lo caracteriza es su puerto. Y es que es un poquito diferente. Hay un canal que cruza el pueblo en dos partes, con todas las barquitas en él y un puente desde donde se ve el mar de fondo. Realmente, es una estampa muy bonita. Rollo Venecia, pero sin ser tanto.

    En esta misma zona es donde se encuentran la mayoría de restaurantes del pueblo. Son los típicos restaurantes super turísticos y caros. Pero incluso hay algún bar con terracita que está bien para tomar algo, sobretodo por la noche, cuando estas saturadillo de sol. Para los amantes del fútbol, aquí encontraréis todos los partidos en pantalla gigante. jeje

    A la hora de cenar fuimos al Restaurante Quince una fusión de cocina mediterránea, oriental, americana, sudamericana, asiática y de mercado. Toma ya! O sea, para todos los gustos. Normalmente hay mucha gente y nos tuvimos que esperar un buen rato, pero hay tanta variedad para escoger y tantas cosas que probar, que valió la pena. Las cantidades son generosas y te quedas bien. Recomendamos reservar. En su web encontraréis teléfonos y demás.

 

Día 2 – Zona Noreste
  • Cap de Farrutx

    ¿Tienes ganas de andar en un entorno idílico? Cap de Farrutx es el lugar perfecto.
    Para acceder se tiene que llegar hasta la urbanización de Betlen. Justo al final, donde la carretera termina, aparcamos el coche. Primero un caminito (a la izquierda) nos llevará a un mirador espectacular de la cala Na clara. Juzgar vosotros mismos, es precioso, ¿verdad?

    MallorcaSi seguimos por el camino de la derecha nos vamos a embarcar a un impresionante paseo de montaña por un lado, y fantásticas aguas turquesas cristalinas por el otro. Nos encantó. Nosotros caminamos como una hora y media para ir, y una hora y media para volver. Aún así no llegamos hasta el final. Así que, si quieres y dispones de tiempo, puedes dedicarle una mañana a este entorno. Porque realmente, es increíble. Por el camino, encontrarás pequeñas calas de piedras, así que, siempre puedes ir refrescándote. 🙂
    Mallorca

  • Colonia de Sant Pere

Muy cerquita del cap de Farrutx se encuentra este pequeño pueblo costero. Aquí puedes aprovechar para perderte por sus callejuelas y caminar por su paseo marítimo. También tiene playa, aunque con las calas que hay por todo Mallorca, te recomendamos que no pierdas el tiempo en esta. Para nosotros, Colonia de Sant Pere fue el lugar donde fuimos a comer.

 

¿Dónde comer? En el restaurante Del náutico. Como su nombre dice, se encuentra en el puerto del Colonia de Sant Pere. Todos los días entre semana hacen menú mediodía por 12 euros. El local tiene una terracita, con vistas al puerto muy agradable y tienen pescado fresco del día. Así que, si te gusta el pescadito este es un buen lugar.

Mallorca

 

  • Son Serra Marina

Son Serra Marina es una pequeña urbanización cerca de la Colonia de Sant Pere, con una playa muy larga donde poder pasar la tarde. En nuestro caso no fue posible porque se nos hecho encima una tormenta. Así que, no te vamos a contar mucha cosa de este lugar. Si has estado o vas tu, te agradeceríamos que nos contases. Eso si, es un buen plan para acabar de pasar el día por la zona Noreste de la isla.

Dia 3 – Zona noroeste

  • Sa Calobra + Torrent de Pareis

Nos dirigimos a la Serra de Tramuntana. Justo a la zona Oeste de la Isla. Desde Porto Cristo hasta Sa Calobra hay unas dos horitas en Coche. ¿Tanto? Pues sí, porque a la que llegas a Serra de Tramuntana, nos encontramos una carretera estrecha y de curvas que telita, telita… Puede ser un poco incomoda de conducir, si eso no es lo tuyo. Pero te aseguramos que una vez subido al punto más alto, la carretera es simplemente impresionante.

Entre montañas, la carretera baja con fuertes pendiente y paellas. Sa Calobra al ser una cala famosa, está llena de turistas y muchos de ellos con excursiones contratadas. Por lo tanto, te vas a encontrar por el camino, muchos buses que intentan llegar haciendo verdaderas filigranas para llegar al destino. Si te toca uno, paciencia. Y disfruta del paisaje.

Mallorca

Una vez llegados, nos encontramos con Sa Calobra una calita muy bonita de rocas, con aguas cristalinas. ¿Que tiene de particular? Esta playa esta llena de restaurantes, bares, etc… Súper turístico. Por lo tanto, es una playa “edificada”. A unos 400 metros, por un camino donde pasas literalmente por dentro de una montaña, está la parte más famosa. El Torrent de Pareis.

Aquí se han rodado algún  que otro spot publicitario y está a rebosar. Por un lado hay la desembocadura del río con arena fina y por otro, entre dos gigantes montañas está la playa, esta vez con rocas. La verdad es que es un entorno “virgen” (entre comillas, porque está todo preparadísimo con sus barandillas y demás) muy bonito. ¿Inconveniente? Mucha mucha gente y las avispas. No te dejan muy tranquilo la verdad. ¿Positivo? Es un lugar único, y a nuestro parecer, merece al menos, ser vista.

Mallorca ¿Comer? Ya que en Sa Calobra esta lleno de restaurantes, aprovechamos para comer algo. Piiiiiiip…¡Segundo error del viaje! No te lo recomendamos para nada. Al menos, al restaurante que fuimos nosotros. Restaurant Esport. Tiene una terraza con unas vistas impresionantes, por eso lo escogimos. Pero la comida, para nuestro gusto, no valía nada para el precio que tenia. Realmente, carísimo y un robo. Avisarte de que se trata de un selfservice.

  • Cap de Formentor Mallorca

    Ponemos rumbo al norte. Desde Sa Calobra a Cap de formentor hay 1 hora y 30 minutos. Si, hoy es día de conducción. Pero los paisajes merecen la pena. Piensa, que todo es por culpa de la carretera, pero en verdad no hay tantos kilómetros.

    Entre aguas cristalinas y acantilados de piedras se encuentra el mirador del cap de formentor. Es un faro precioso que se encuentra al final de un saliente gigantesco. El faro y tu pareceréis hormigas, aquí todo esto es a lo grande.  Disfruta del momento, de la calma y prepárate que nos vamos a la última playa del día.

  • Cala Figuera Mallorca

A diez minutitos por la carretera que veníamos, se encuentra el parking de la Cala Figuera. Desde aquí a la playa hay un camino de unos 20 minutitos. Arriba no se ve la cala, pero vas bajando y de repente te encuentras con un paisaje precioso. Como en una paleta de un pintor, encontramos tonalidades de azules, verdes y marrones que mezcladas entre ellas hacen un cuadro único y mágico. Recuerda, que ya son las 6 de la tarde (mas o menos) y la luz de esa hora es genial.

Una de las cosas que más nos gustaron de esta playa, es que esta si que es virgen. Tan virgen, que mientras estas disfrutando de todo, de repente, te acompaña una cabra y empieza a olisquear todas tus cosas. Fue bastante entretenido, habían como 2 o 3 y se movían entre los pocos que eramos intentando pillar algo de comida o ropa para simplemente mordisquear. Eso si, después de mucho intento, se rindieron y se sentaron a nuestro lado a disfrutar de la playa. Que compañía más curiosa, ¿verdad?

Dia 4- Zona suroeste

  • Valldemosa Mallorca

Último dia en al isla y nos dirigimos nuevamente a la Serra de Tramuntana ya con las maletas y todo. Esta vez a la parte sur. Desde Porto Cristo hay una horita de viaje.

Valldemosa es uno de los pueblos medievales más bonitos, pintoresco y famoso de la isla. Y no nos extraña. Aunque hay una gran afluencia de turismo (en verdad, pasa en toda la isla), desprende un aire bohemio y vintage francés muy coquetón. Si eres amante de la fotografía este es uno de esos lugares que te encantará. Todos los detalles, los colores…Eso si, piérdete y intenta escabullirte del mogollón de gente para poder sacar tus mejores fotografías. Así, además, descubrirás callejuelas que te dejarán maravillado.

Nosotros nos pasamos toda la mañana deambulando por ahí. Como ya era nuestro último día, aprovechamos para comprar una de las famosas ensaimadas de Mallorca, en un humilde horno que hay en la calle principal. (No nos acordamos del nombre exacto, lo sentimos, jeje).

Mallorca

Por otra parte, si eres de los que te gusta traerte un suvenir de los lugares que visitas, aquí encontrarás de todo. Esta lleno de coquetonas tiendas de ropa d’estilo bohemio, pi-hippie, etc. (no sabemos muy bien como describirlo, no somos muy entendidos en esto de la  moda, ¿se nota no?jeje). También hay cosas super monas de decoración y tiendas de gastronomía típica de Mallorca. Vaya, como en cualquier pueblo turístico del mundo. ¡Ya sabes!

¿La comida? Esta vez si que acertamos y mucho. Después de preguntar a distintos lugareños nos recomendaron el Restaurante Can Mario. Este lugar también es hostal. Y aunque su apariencia es un poco…m…anticuada y rara…no te dejes engañar. ¡La comida está de rechupete.! Eso si, reserva antes. El restaurante dispone de un salón muy pequeño y sin reservar seguro que no encontrarás sitio. Hacen cocina de mercado y temporada. O sea, productos frescos. Los guisados son de muerte. Te recomendamos que preguntes que platos típicos de Mallorca hay en el menú y te dejes llevar. Ya nos contaréis ya! 🙂

  • Deià

Después de comer nos dirigimos hacia la playa de Deià. Está a 30 minutitos tirando largo desde Valldemosa. Nosotros queríamos un lugar donde poder disfrutar tranquilamente, mientras hacíamos la siesta después de la comilona que nos habíamos hecho. Pero no, no fue así. Tercer error del viaje! La cala Deià es super pequeña, de piedras. Y se caracteriza por ser un lugar con una pasarela de estas típicas para subir los barcos des de el mar a tierra.

¿Que pasó? Pues que eramos tanta gente en un mismo lugar que no había donde colocarse. Nos tuvimos que poner en la pasarela, dura como una roca (nunca mejor dicho) mientras todo el mundo te esquiva para ir a darse un chapuzón. No era lo que buscábamos en ese momento. Si lo llegamos a saber no vamos, pero bueno, el lugar es lindo para verlo y pasar un rato. Más que para disfrutar de la propia playa. Aunque, suponemos que si estas ahí solo con 4 personas más, la cosa seguro que cambia. Así que si vas, ¡Ya nos contarás!

 

Después de esta cala, ya nos dirigimos para el aeropuerto que está a unos 50 minutos. Y aquí terminó nuestra ruta de 4 días por la Isla de Mallorca en coche. Cansados y contentos, nos íbamos de esta isla, enamorados de sus tremendos paisajes, sus preciosas aguas y su rica comida.




Esperamos que esta entrada te sirva de guía para planear tu próxima escapada a Mallorca en coche. Verás que no le dedicamos ningún día a la capital, Palma de Mallorca, y es que ya habíamos estado 3 veces anteriormente. Pero, en nuestra opinión, si aún no la conoces, el último día por la tarde, aprovecha para pasear un poquito por ella y deja cala Deià para otra escapadita.

Palma de Mallorca tiene rincones muy bonitos y merece la pena.

 

visitar las Islas Andamán

¿Te atreves a volar? ¿Viajar en furgo? ¡Sigue nuestras aventuras por correo electrónico!

 




 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *